El proceso de devolución de las piezas expuestas
Lunes, 30 de Noviembre de 2015 11:40
toledo descarga defCuando una exposición se clausura parece que todo llegara a su final: los grupos guiados dejan de recorrer las calles en busca de la siguiente sede, los indicadores de las calles se descuelgan, y todo lo que parece haber sido importante durante meses se va apagando poco a poco...
Pero donde un ciclo termina, otro empieza: en el mismo momento en el que se clausuraba 'Teresa de Jesús, maestra de oración' el engranaje de la Fundación Las Edades del Hombre se ponía en marcha para que las más de 200 obras expuestas en este 2015 en Ávila y en Alba de Tormes  regresen a sus propietarios y los templos vuelvan a su estado original.
Es un proceso delicado que se puede extender durante varias semanas y en el que lo más importante es la coordinación de los recursos humanos y la optimización del transporte, más aún si cabe en una edición extraordinaria como la de este 2015 que ha aglutinado piezas llegadas desde Andalucía a Aragón, Murcia, Castilla-La Mancha o País Vasco.

La pasada semana, dos conventos de Toledo han recibido las piezas que generosamente habían cedido a Las Edades del Hombre. Desde Ávila, un equipo de la Fundación con un restaurador al frente ha viajado hasta allí para retornar a las Madres Carmelitas y a las Carmelitas Descalzas los pequeños tesoros que han pasado más de ocho meses con nosotros.

A las primeras de ellas le ha sido devuelto el lienzo de la Inmaculada Concepción que lleva la firma de Claudio Coello. El cuadro ha sido recibido con alegría por las monjas de clausura que han comprobado además su estado final tras la restauración llevada a cabtoledo inmaculada webo en los talleres del monasterio de Santa María de Valbuena.
Las Descalzas toledanas esperaban con devoción la llegada de las piezas. “Es la primera vez que en casi 500 años salen de nuestro convento. Para nosotras es una gran felicidad que se expongan en Las Edades del Hombre pero tenemos muchas ganas de volver a verlas” nos explicaba la hermana Elena.
Allí hemos transportado el altar portátil que ha estado expuesto en la iglesia de San Juan y lo hemos colocado en el hueco que venía ocupando hasta ahora. En la celda que ocupo Santa Teresa de Jesús en estas estancias ha quedado colgado Cristo esperando la crucifixión, una obra adquirida por la doctora de la iglesia para esta quinta fundación y que ha sido exhibida en la capilla de Mosén Rubí. Ha vuelto a su lugar de origen, al lado del hábito original que también han podido contemplar los visitantes de ‘Teresa de Jesús, maestra de oración’.

Su céntrica iglesia esperaba la llegada del óleo sobre lienzo que lleva por nombre Jesús dispara su dardo de amor divino a Santa Teresa. Durante el tiempo que ha estado en la exposición, su lugar lo ocupaba una reproducción del cuadro que ha servido para alimentar la devoción en este 2015 del V Centenario. Ahora todo vuelve a su emplazamiento de origen. Es el trabajo de después de cada exposición y que se mantiene oculto a los ojos del visitante de Las Edades del Hombre.
toledo oleo def
 

Nos gustaría colocar cookies en su ordenador para ayudarnos a hacer este sitio web mejor. Para obtener más información sobre las cookies, consulte nuestra política de privacidad. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de privacidad.

Acepto cookies de este sitio web.

EU Cookie Directive Module Information